Cuidado de las joyas

Todas las piezas de Insólita están elaboradas bajo materiales de la mayor calidad, como es el acero inoxidable, con el objetivo de prolongar su durabilidad el mayor tiempo posible. Sin embargo, el buen cuidado y el exquisito mantenimiento, hará que su brillo y su esencia se mantenga a la perfección durante muchos años.

El acero inoxidable se caracteriza por ser un material que no se oxida, no provoca reacciones alérgicas en la piel y tiene una gran resistencia. Por lo que se puede bañar con las joyas, hacer ejercicio y muchas otras actividades, la joya no se estropeará. Estas joyas soportarán cualquier tipo de ambiente.

¿Dónde guardo mis joyas?

Lo ideal es que las mantenga en un lugar seco y seguro, intentando que estén separadas las unas de las otras para evitar que se rallen entre si. Todas las joyas de Insólita son entregadas de forma individual en su saco para evitar que se dañen cuando no tenga la oportunidad de lucirlas.

¿Qué debo evitar?

Evite el contacto directo de la joya con jabón, productos químicos, perfumes, desodorantes o geles desinfectantes.

Evite también el impacto de la joya sobre superficies duras para que no se rallen y la exposición de la joya al sol durante mucho tiempo.

¿Cómo puedo cuidar mis joyas?

Lo más recomendable es que limpie sus joyas después de cada uso con un paño seco o con una gamuza, esto hará que vuelva a sacarle ese brillo que ha podido ser opacado por cremas, sudor o aceites que tenía en la piel.

¿Puedo mojar mis joyas?

Obviamente contábamos con que querríais lucir las joyas de Insólita hasta en la playa, ya que todas aumentan un look y, sobre todo, en la playa con nuestros body chain; por eso, las piezas de Insólita son hechas de acero inoxidable y te permite mojar las joyas tanto en la playa como en la piscina.

Carrito de compra